miércoles, 26 de septiembre de 2012

CAPÍTULO 4. Novela: Zayn Malik ~ Jueves || By: EmilyPisco









 Capítulo 4
 
Xx: ¿Si tan solo qué?
Tú: ¿Tan alto se oyen mis pensamientos? –contesté sonrojada
Zayn: ¡Pero si estabas hablando en voz alta!
Tú: ¿En serio? No lo noté... A veces, estoy tan metida en mi mente que sin querer digo lo que pienso.
Zayn: No eres a la única a la que le pasa...
Tú: ¿Mmm?
Zayn: Quiero decir, yo también paso muy metido en mis pensamientos, sin querer prestarle atención al mundo... Es una buena forma de escapar de la realidad.
Tú: Lo sé, pero el problema es que yo lo digo y por lo que veo tú no dices nada...
Zayn: Jajajaja no, pero al menos tú lo dices, yo no puedo hablar mucho de mí... En realidad, eres la primera persona a la que le confieso esto... Bueno, tengo que bajar... ¿Te volveré a ver?
Tú: Eso depende de ti...
Zayn: Entonces es un sí.

Luego de que Zayn bajó del metro lo único que podía hacer era sonreír, estaba tan feliz de verlo de nuevo, de poder hablar con él... Estaba tan feliz por todo lo que me dijo que todos mis problemas existenciales desaparecieron.

Llegué a mi trabajo, la Sra. Dolly me tenía una gran lista de tareas, por lo visto iba a hacer un día muy pesado, pero no importaba. Zayn hace feliz mi vida y eso me hace bien.
Mientras cosía y arreglaba unos vestidos, la Sra. Dolly me observaba como queriendo decirme algo... ¿qué pasará?
Sra. Dolly: Hola linda, esos vestidos se ven hermosos...
Tú: Gracias Sra. Dolly, hago lo mejor que puedo.
Sra. Dolly: Lo veo... Bueno, te interrumpo por algo importante, es que un chico vino en la mañana antes de que tú llegarás y...
Tú: ¡¿ZAYN?! –pensé-
Sra. Dolly: Jajajaja sí, el joven Malik, él dejó esto para ti. *me entregó una invitación azul, con cintas blancas, atada con un hilo plateado*
Tú: ¿Cómo escuchó mis pensamientos? –me ruboricé.
Sra. Dolly: Lo dijiste en voz alta querida... Bueno, te dejó para que termines. Luego me cuentas sobre ese tal ‘Zayn’. *me dijo con una voz muy... ¿sugestiva?*
Tú: Claro que sí Sra. Dolly, continuaré con mi trabajo.

Las siguientes horas pasaron tan rápido, puesto que mi mente estaba llena de él. Aun no he visto la invitación, tengo mucha intriga y a la vez temor... ¿Qué querrá? ¿A dónde me invita? Eran algunas de las preguntas que me hacía, pero la más importante... ¿CÓMO SUPO DONDE TRABAJO?
La Sra. Dolly me dejó salir temprano sin motivo aparente, casi me obliga a irme, con la excusa de que tenía que ver a Zayn. Y ahora ¿qué le habría dicho él?
Sin más espera, decidí ver la bendita invitación, saber porque la Sra. Dolly me hablaba así, saber cómo es que supo donde trabajo, en fin... Saqué la invitación de mi bolsa, desenrollé el hilo plateado y la abrí. Había un papel escrito con tinta azul, que decía:

“Hola, otra vez. Verte me hace bien y al parecer siempre estás ocupada, así que hablarte en el metro cada mañana no me basta... Quiero una cita contigo. Hora: Ahora mismo. Lugar: Aquí. ¿Aceptas?”

Okay, estoy asustada. ¿Ahora mismo? ¿Aquí? Zayn, que tramas... – de repente, alguien cubre mis ojos y besa mi mejilla.



xX: Hacerte feliz.



No hay comentarios:

Publicar un comentario